Cuántas veces, debido a diferentes motivos, has empezado un entrenamiento sin calentar previamente?

O has empezado directamente abriéndote en el banco, haciendo una paloma, o incluso cogiéndote la pierna?

Muchas verdad?…. Pues bien, por ello, hoy queremos hablaros sobre la importancia de un buen calentamiento, y las consecuencias y riesgos que podéis correr si no lo lleváis a cabo.

¿Pero, qué es exactamente el calentamiento?

El calentamiento, son la serie de ejercicios y movimientos suaves, que debemos realizar antes de la práctica deportiva y que ayudan a que el cuerpo se vaya preparando y adaptando a las distintas fases de dicha actividad.

Uno de los objetivos principales del calentamiento es prevenir las lesiones y restablecer la movilidad de las articulaciones. Según los médicos deportivos, el calentamiento debe incluir:

  • Ejercicios de movilidad articular, para preparar las articulaciones.
  • Actividades de elevación del pulso, para preparar el aparato cardiovascular.
  • Suaves estiramientos sostenidos, para preparar los músculos, ligamentos asociados y tejidos conectivos.
  • Movimientos relativos a la actividad propiamente dicha, para preparar el aparato

Seguro que ya habías escuchado alguna vez que si no calientas bien, te puedes lesionar…. pero, ¿por qué?

¿Cómo funciona el cuerpo? ¿Por qué existe riesgo de lesión?

Vamos a poner un ejemplo sencillo, si cogemos un puñado de espaguetis crudos, e intentamos doblarlos por la mitad, estos espaguetis se romperán, ¿verdad?

Y dependiendo de la fuerza que utilicemos y la velocidad con la que realicemos el movimiento, se partirán más o menos espaguetis. Vamos ahora a pensar de nuevo en espaguetis, pero de esta vez cocidos. Si cogemos un puñado e intentamos doblarlos nuevamente (sin importar la fuerza o la velocidad) de esta vez no se romperán, ya que tras haber calentado los espaguetis, estos serán más flexibles y resistentes. ¿Y por qué estamos hablando de espaguetis? ¿Qué tiene que ver?

Digamos que cada espagueti, representa una fibra, y ese puñado de espaguetis, representa un músculo, o tendón de tu cuerpo, estas fibras necesitan ser calentadas antes de realizar un esfuerzo físico. De esta manera, podrán expandirse y contraerse sin sufrir ninguna ruptura, por el contrario, corremos el riesgo de que se rompan o aparezcan contracturas, inflamaciones, y otras lesiones.

De la misma forma, cuando terminamos un entrenamiento, es muy importante que estiremos, ya que cuando hacemos ejercicio nuestros músculos y articulaciones trabajan fuertemente y se contraen y expanden varias veces. Al terminar de entrenar, debemos realizar estiramientos para que el músculos y las articulaciones reduzcan su tensión por el esfuerzo y vuelvan a su estado natural.

Además de reducir la tensión muscular, estirar mejora la postura y previene lesiones, los estiramientos contribuyen a optimizar la coordinación y fluidez de nuestros movimientos, así como de la circulación sanguínea.

Los especialistas recomiendan que todos los estiramientos se realicen en la postura máxima de estiramiento y tengan una duración de entre 15 y 30 segundos sin sobrepasar ese punto para no provocar lesiones.

Después de saber un poco más sobre la importancia de un buen calentamiento, esperamos que lo pongáis en práctica, y que calentéis bien antes de empezar a entrenar. Cuidar bien de vuestro cuerpo es fundamental, ya que la gimnasia rítmica es un deporte muy sacrificado, que exige muchas horas de entrenamiento. Cuanto mejor tratéis vuestro cuerpo, mejor os sentiréis, y podréis dar el 100% en cada entrenamiento!

Foto: https://www.facebook.com/ulrich.fassbender